difuntos 2016 - copia

Bajo los hermosos ojos

de mi Virgen Dolorosa

han florecido dos rosas

y dos borbotones rojos

Mira al cielo sin enojo

que está suplicando a Dios

con el corazón abierto

y con infinito amor

por su Hijo que va yerto

en la piedra del dolor.

No hay rencor en su mirada

ni tiene hosco en el semblante

que en su gesto suplicante

vive una pena callada.

Y vas, Madre , resignada

Dios no quiere que tú llores

bajo el beso de la luna

entre llanto y entre flores

que a Tí te llaman Dolores

por sufrir como ninguna.

Y, heridos por el Dolor,

tus ojos son dos caudales

y tu amor siete puñales

que abren mi corazón…

¿Y aún imploran perdón?

¿Aún te sobra caridad

para pedirle piedad

a Cristo Nuestro Señor

para que nos quiera más

y nos de su bendición..?

Antonio Rincón.

_____________________________________________________________________

¿Qué buscas mirando al cielo

entre el primor de tus manos

con los labios que deshacen

el lamento de la pena,

que te ilumina el semblante?

¿Acaso pides a Dios,

antes de que ya sea tarde,

que remueva el corazón

de los que van a juzgarle,

porque al Hombre que condenan,

lo quieres Tú mas que a nadie?

¿Cómo no ibas a quererle ,

si por Belén una tarde,

buscabas para tenerlo,

un jergón donde acostarle,

techo que se te negó,

leña para calentarle

y agua para lavarle?

¿Que van a decir ahora,

las jarras y los varales

los naranjos y la luna

y las piedras de la calle;

y es probable que una estrella

llorando, lágrimas a mares,

venga a inundar la tierra

por si puede consolarte,

las angustias que te causan,

el gran dolor que te invade?

Que es tan grande ese dolor,

que si Pilatos mirase

un solo instante su cara,

con eso sería bastante

para acabar con el pueblo

que pide crucificarle.

Pero tú sigues llorando

con esos chorros radiantes

donde se lavan sus males

los pecados capitales

Desengáñate, María

que ni tu sangre a raudales

ni el cobarde de Pilatos,

hará nada por soltarle,

Que lo anunció Simeón,

que estaba escrito de antes,

que en Tí se hundiera el puñal

que hasta el aliento te parte.

Que serás mayor dolor hasta que Jesús

triunfante en el juicio final venga para rescatarte

Aquel día ya por la tarde, te gritarán entre trompetas:

“!Ven, bendita de mi Padre, a sonreír por los cielos

que ya sufriste bastante!”

Anónimo.

________________________________________________________________________________

Al cielo con Ella ,

Luz clara de la mañána,

Perfume del Jueves Santo,

Mirada limpia y sagrada,

Madre nuestra Inmaculada.

Al cielo con Ella,

Refugio de sus hijos,

Dulce nido de amor,

Razón de nuestra felicidad,

Madre de su Majestad.

Al cielo con Ella

Gracia de Dios concedida,

Belleza infinita,

Esplendor de nuestras vidas,

Madre y mujer Bendita.

Al cielo con Ella,

Gozo para los corazones,

Esperanza de nuestra Fe,

Hermosa fuente de bendiciones,

Madre llena de virtudes.

¡Vamos al cielo con Ella!

Reina celestial

Que quiso quedarse en la tierra.

Gloria regalada por Dios

A un lugar para reinar.

Son sus hijos su cetro y su corona;

El amor con que la veneran su trono;

El cariño con que la cuidan,

Alivio para su tremenda pena.

Y,¿Me preguntas aún como se llama Ella?

Ella se llama Dolores, y su reino Mairena.

María del Rocío Domínguez González.

________________________________________________________________________

Que grande es ser de TÍ

Madre mía de los Dolores,

rosa,mosqueta y jazmín

amor y fe de mis mayores

flor del más bello jardín

Tus Dolores son tan grandes

que nadie los “pué” “sabé”

porque Tú vas pisando la sangre

“derque” le diste tu ser,

una madre es una madre.

El día viene menguando

con la Humildad del Señor.

¡ay! Madre que dolor

que sola te estás “queando”

rosa santa de pasión

Antonio Reyes Peña.

__________________________________________________________________________

Mi Virgen de los Dolores,

no me quites el contento,

de haber “sío” tu costalero

y con la Humildad muy dentro.

Ahora te lleva mi hijo

y con él mi corazón,

con el cariño y el mimo

con que te he “llevao” yo.

Antonio Reyes Peña.

_____________________________________________________________________

Como reluce tu Corona

encima de tu cara tan bella

que te regalan tus hijos

con tanto amor

porque no hay otra más bella.

Virgen de mi amor,

anoche te contemplé

y parecía que venías andando

y cuando quise darme cuenta

tus hermanos te llevaban

con sus andas de amor

y con tanta devoción

y recogimiento

que el silencio de la noche , se estremeció.

Jesús Chacón Franco.