Cabildo General de Elecciones 2018.

Queridos hermanos:

La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Humildad, dando  cumplimiento a lo dispuesto en el Capítulo III de nuestras Reglas y teniendo en cuenta así mismo lo estipulado a tal efecto por las Normas Diocesanas para Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla, ha aprobado en el Cabildo de Oficiales celebrado el pasado 28 de junio de 2018, convocar Cabildo de Elecciones para el domingo día 7 de octubre de 2018 en las dependencias de la Casa de Hermandad, sita en calle San Bartolomé nº 33 de nuestra localidad.

El Cabildo de elecciones comenzará a las 10:00 horas y finalizará a las 14:00 horas del mencionado día.
Del mismo modo se le informa que el censo electoral de hermanos con derecho a voto (…) “Será elector todo aquel hermano que teniendo 
cumplidos los 18 años de edad, tenga como mínimo un año de antigüedad continuada en la Hermandad el día de la celebración del Cabildo de Elecciones.” (…) permanecerá expuesto para su conocimiento durante 30 días naturales en la Secretaría de la Hermandad, iniciándose dicho 
periodo el 23 de agosto y finalizando el 22 de septiembre, ambos inclusive, siendo personal, previa identificación, por lo que se ruega contacten anteriormente por teléfono al 635479534 o al 656978564. Podrán verificar tanto su inscripción misma, como que los datos necesarios para poder ejercer su derecho a voto estén debidamente anotados. (…) “nombre y apellidos, fecha de nacimiento, domicilio, fecha de alta en la hermandad y cofradía y número del Documento Nacional de Identidad, o documento oficial equivalente, en el caso de extranjeros.” (…), pudiendo presentar, en 
su caso, las correspondientes reclamaciones o rectificaciones.

Se comunica igualmente que los hermanos con derecho a voto, según lo estipulado por las Reglas, que no hayan comunicado el número del documento de identidad, al que se refiere el anterior párrafo, serán incluidos en el censo de electores pudiendo ejercer presencialmente su 
derecho a voto con tal de que en el momento de emitirlo acrediten su identidad y presenten el citado documento, cuyo número deberá ser 
incorporado al censo de la hermandad. Sin embargo, no podrán ejercer el voto por correo si dicho dato no figurara previamente en el censo 
ratificado por el Delegado Episcopal para los Asuntos Jurídicos de las Hermandades y Cofradías.
Para solventar lo anterior, se le comunica que puede remitir copia del documento nacional de identidad a la Secretaría de la Hermandad, bien 
presencialmente o a través del correo electrónico humildadmairena@gmail.com. 
En cuanto a las candidaturas y cumpliendo lo que determinan nuestras Reglas en su Capítulo III, le expreso que el plazo de presentación de las mismas comenzará el día 31 de agosto de 2018 y finalizará el 14 de septiembre de 2018. 
Se le quiere informar igualmente de las condiciones y plazos que deberán tener en cuenta aquellos hermanos que opten por el voto por correo, modalidad que en estas elecciones se regulará por lo estipulado en las Normas diocesanas para Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla aprobadas el 15/08/2016 en su apartado 16:
(“…Las Reglas podrán reconocer la facultad de votar por carta a aquellos hermanos que, por enfermedad acreditada mediante Certificado Médico Oficial, o por tener su residencia fuera de la localidad, y así conste en el censo de la hermandad, quieran hacer uso de dicha facultad” (…). 
Debido a esto, deben tener en cuenta los hermanos que opten por esta modalidad que deberán solicitarlo por escrito o mediante correo electrónico a la Secretaría de la Hermandad con tiempo suficiente para poder emitir el voto por correo, siendo el plazo final para la recepción de l­os votos en esta modalidad el jueves día 4 de octubre.

Reciba un cordial abrazo en Cristo Nuestro Señor de la Humildad y su Bendita Madre de los Dolores.

El Secretario Primero:
 
Miguel A. Marín Portillo.

Festividad de la Asunción Gloriosa y nueva media luna para la Virgen.

La fiesta de la “Asunción de María” es una fecha muy importante para todos los católicos y esto amerita a explicar este dogma. El último de los dogmas marianos declarados infaliblemente por un Papa. Es así, que en 1950 el Papa Pio XII en su encíclica “Munificentissimus Deus”  declara:

“Virgen es presentada por los Santos Padres como nueva Eva, estrechamente unida al nuevo Adán, si bien subordinada a El, en aquella lucha contra el enemigo infernal, que, como fue preanunciado en el Protoevangelio (Gen. 3, 15), habría terminado con la plenísima victoria sobre el pecado y sobre la muerte, siempre unidos en los escritos del Apóstol de las Gentes (cf. Rom., ce. 5 y 6; 1 Cor. 15, 21-26; 54-57). Por lo cual, como la gloriosa resurrección de Cristo fue parte esencial y signo final de esta victoria, así también para María la común lucha debía concluir con la glorificación de su cuerpo virginal, porque, como dice el mismo Apóstol: Cuando… este cuerpo mortal sea revestido de inmortalidad, entonces sucederá lo que está escrito: la muerte fue absorbida en la victoria: (1 Cor. 15, 54) “

Es importante indicar que no es lo mismo “Asunción” que “Ascensión”. La segunda acción se hace por propio poder, y solamente lo hizo Cristo, mientras que la primera consiste en que alguien más te lleve, como fue en el caso de María pues fue llevada por Dios a los cielos. Muchas veces, nuestros hermanos protestantes y de las sectas confunden estos dos conceptos tan diferentes entre si.

También a su vez critican este dogma afirmando que no viene en las Escrituras y es un invento de la Iglesia, por lo tanto, no debemos creer en él. Lo cierto es que este dogma es consecuencia directa de los 3 anteriores (maternidad divina, virginidad perpetua e inmaculada concepción) y de otras doctrinas marianas. Por ello, es ineludible no llegar a este dogma una vez habiendo formulado los otros tres.

Aprovechando la festividad litúrgica que hoy celebramos, anunciamos que el Grupo de Mujeres de nuestra Hermandad, donará una media luna en plata para Nuestra Señora de los Dolores, realizada en los talleres de orfebrería “Santa María” como regalo de este Grupo a la Virgen por su LXXV Aniversario y que será estrenada en el próximo Triduo Glorioso de Septiembre.

“Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”  (Apocalipsis, 12-1)

En los últimos años ya pudimos ver a Nuestra Madre de los Dolores, luciendo la media luna a sus pies que nos era cedida gentilmente por la Hermandad de Santa María del Alcor Coronada Patrona de El Viso del Alcor.

Agradecimiento.

Desde nuestra Hermandad queremos agradecer a todos aquellas personas que con su dedicación y trabajo han hecho posible esta IV Peregrinación a Santiago de Compostela que ha tenido lugar esta última semana y que requiere meses de preparativos. A nuestros hermanos Luis Alfonso Morales y Domingo José Dominguez, personal de los distintos hoteles donde nos hemos hospedado, Archicofradía Universal de Santiago, empresas colaboradoras, a todos y cada uno de los 66 peregrinos que nos han acompañado en este año, y en definitiva a  todos los que aparezcan en esta mención o no, aportaron su granito de arena ya que son muchos.

 Nos ponemos ya manos a la obra para preparar la V Peregrinación a Santiago de Compostela que tendrá lugar en Agosto de 2019.

¡Gracias!

Nuestra Hermandad, acreditada para distribuir la credencial del Peregrino a nivel Andaluz.

Desde que nuestra Hermandad realizará el I Camino de Santiago allá por el verano de 2013, han sido muchas las personas que iban a realizar el camino de forma particular dirigiéndose a nosotros para preguntarnos si nuestra Hermandad les podía facilitar la credencial del Peregrino, pues bien, a partir de ahora nuestra Hermandad está autorizada por la Archicofradía Universal del Apóstol Santiago, para ello.

La credencial es un documento oficial en el que los peregrinos recogen los sellos del Camino a Santiago. Es importante para conseguir la “Compostela” tener 2 sellos por día al menos en los últimos 100 Km. a pie o a caballo y en los últimos 200 Km. en bicicleta. La credencial también es obligatoria en el caso de querer utilizar los albergues de peregrino a lo largo de la ruta.

Puedes conseguir la credencial poniéndote en contacto con nosotros por los diferentes medios oficiales que la Hermandad posee.

Cuarta etapa,Padrón-Santiago de Compostela.

Afrontamos la última etapa, auténticamente jacobea ya que, según la leyenda, pasa por algunos de los lugares recorridos por Teodoro y Atanasio, discípulos de Santiago, en busca del lugar en el que enterrar los restos de su maestro, que debían trasladar desde Padrón.

Partimos de Padrón, despidiéndonos de las esculturas de Camilo José Cela y Rosalía de Castro que se encuentran en los dos extremos del paseo del Espolón y dejando a la izquierda la iglesia de Santiago. Seguimos por la Calle Dolores que nos lleva hasta nuestra vieja conocida, la N-550, a la altura de la impresionante colegiata de Iria Flavia, que conserva su portada románica de los siglos XII y XIII.

El camino pasa por detrás de la colegiata, pero inmediatamente vuelve a la N-550, por la que nos espera un peligroso tramo de algo más de dos kilómetros, donde vamos a encontrar naves, rotondas y, por último, el hotel Scala, punto en el que debemos estar atentos para, un poco después, desviarnos ya hacia la izquierda abandonando el arcén de la carretera nacional. La situación cambia y empezamos a recorrer tranquilas aldeas como Romarís, Rueiro, Cambelas, Tarrío y Vilar.

Transitamos por un corredor entre la N-550, siempre presente a nuestra derecha, y el curso del río Sar a nuestra izquierda. Entramos en Loureiro, y de nuevo confluimos con la N-550, a la altura del Santuario da Escravitude, barroco del siglo XVIII. A sus pies se encuentra la fuente milagrosa, cuya agua liberó de la esclavitud de la enfermedad, de ahí su nombre, a un peregrino que se dirigía a Santiago.

A partir del santuario, por una agradable carreterita llegamos a la iglesia de Santa María de Cruces de origen románico. Poco después, una pista entre cultivos y pinos nos lleva hasta Angueira de Susocon sus típicas calles sombreadas por las parras.

Llegamos a Areal, otra bonita aldea de calles estrechísimas. Desgraciadamente, del sosiego de esta aldea pasamos de nuevo a un tramo de arcén de nuestra “querida” N-550. Después de algo menos de un kilómetro cogemos una desviación a la derecha y seguimos por asfalto, ahora más tranquilos, hasta el Pazo do Faramello.

Nos desviamos de nuevo, dejando a la derecha a unos 300 metros el albergue de Teo, para llegar a Rúa de Francos con su emblemático cruceiro do Francos, uno de los más bellos y antiguos de toda Galicia. Este punto se encuentra próximo al Castro Lupario, el lugar donde vivía la reina Lupa, personaje clave en la leyenda del traslado de los restos de Santiago desde Padrón.

El camino zigzaguea por asfalto, avanzando como puede hacia su destino, esquivando las vías del tren y varias zonas de chalets. Llegamos a Riotinto, donde encontramos un puente medieval, junto a un pequeño hórreo y un mojón que nos indica que la distancia a Santiago es ya sólo de 10 kilómetros.

Vamos avanzando por pistas de tierra hasta que llegamos a una carretera ancha que va a unirse con la N-550, y que superamos por un paso elevado. Seguimos por asfalto hasta que llegamos a Milladoiro. Dejamos a la derecha la capilla de Santa María Magdalena y comenzamos a atravesar una zona repleta de urbanizaciones.

Afortunadamente, cuando finaliza Milladoiro, seguimos la Rúa do Esquío, que nos devuelve a la naturalezal, introduciéndonos en un bosque de pinos y eucaliptos. El camino, desde que hemos salido de Padrón ha ido ganando altura, y aquí llegamos al punto más alto de la etapa, el Agro dos Monteiros, desde el que divisamos con claridad las torres barrocas de la catedral de Santiago de Compostela y la Berenguela. Es el Monte do Gozo del Camino Portugués, y nos anuncia que nuestra aventura, veintitrés días y casi seiscientos kilómetros después, está próxima a finalizar.

El camino pasa a ser senda estrecha, para desembocar en la aldea de A Rocha Vella. Pasamos las vías de tren por un paso elevado y vamos a dar al Ponte Vella de Arriba sobre el río Sar. El bonito puente medieval nos deja en una encrucijada a la altura de la entrada de un chalet, decorado con múltiples elementos jacobeos, y donde encontramos una doble señalización.

Si vamos a la izquierda entraríamos de lleno en zonas urbanas de Santiago, próximas al Hospital Clínico, donde nos esperan rotondas, asfalto y vías rápidas, que a pesar de la alegría de la llegada, pueden quitar encanto a la misma. Eso sí, sin duda es el camino más corto. A la derecha, encontramos las señalizaciones, incluyendo grandes mojones de granito, del “Camino Portugués por Conxo”. Se trata de una iniciativa de la Asociación de Vecinos de Conxo que fue marcada a finales del año 2010. Dejamos para los expertos el debate que ha creado esta variante, sobre cual es la históricamente más acertada. De hecho, deberán añadir a su debate una propuesta adicional que propone la entrada por la capilla de Santa Marta.

Nosotros, movidos únicamente por el deseo de seguir disfrutando algo más de la naturaleza y alargar aunque sólo sea un poquito nuestra aventura, nos decidimos por la variante de Conxo. La señalización es perfecta, y nos lleva por la ribera del río Sar por un agradable camino entre bosques, hasta que llegamos a la rúa da Escurridía. Siguiendo las señales llegamos al monasterio de Santa María de Conxo. Después, la larga y rectilínea rúa de García Prieto nos deja ya muy cerca de la Iglesia del Pilar y la Alameda, donde nos recibe la colorida estatua de las hermanas Fandiño.

Salimos de la Alameda y llegamos a la Porta Faxeira, entrada de los peregrinos que utilizaban el Camino Portugués. Nos invade el nerviosismo, porque el bullicio de la rúa do Franco nos indica que nuestra meta está ya muy próxima. A la mitad de esta rúa, encontramos la fuente del Franco, donde según la leyenda bebieron los toros que arrastraban el cuerpo de Santiago. Finalmente, llegamos a la Praza do Obradoiro. Con emoción, ya sólo nos resta subir la escalinata que da acceso a la portada barroca detrás de la que se esconde el magnífico Pórtico de la Gloria, desde donde la imagen de Santiago el Mayor nos da la bienvenida a la Catedral de Santiago. La aventura ha concluido.

Tercera etapa, Vilanova de Arousa- Padrón.

Salimos del puerto de Vilanova de Arousa y enfilamos por la ría de Arousa hacia la desembocadura del Ulla, dejando atrás la Punta do Fuciño do Porco y la Playa das Sinas. En breve nos ponemos a la altura de las poblaciones de Vilaxoán y Vilagarcía de Arousa y ponemos rumbo para pasar entre Isla Cortegada y Carril.

Continuamos avante, rebasando la Pedra do Pico y Punta Rebateira. La cruz de Punta Remuiño nos sitúa frente a O Campanario, le sigue Punta do Redo y la más saliente, Punta Grandoiro, donde ya nos vemos obligados a ir cayendo a estribor para enfilar la desembocadura del río Ulla.

A nuestro babor tenemos Punta Palleiro, la parte “mojada” del Monte Palleiro. A la altura del Islote de las Tres Cruces, junto a la Punta del mismo nombre, daremos una ligera giñada a babor para corregir el rumbo y adecuarlo al discurrir del río, prestando ya especial atención a la navegación.

Dejamos atrás la Gabeira da Pequena Cruz, junto al Cabo do Cepo y la Punta do Cabo y tras ella la Gabeira Grande o San Miguel, que nos señalan la posición de Catoira. A partir de este punto debemos ceñirnos al canal de navegación que discurre por el centro del río. Pasamos bajo la construcción del futuro puente del AVE y el puente que une, por carretera, las dos orillas del Ulla, a la altura de Regueiro y junto a las torres medievales de defensa contra los vikingos. A partir de aquí el río comienza a estrecharse.

En la siguiente vuelta es conveniente acercarnos a la orilla izquierda, nuestro estribor, y tras rebasar Pedras Negras ejecutar la maniobra contraria, acercándonos hacia la orilla derecha, tras una nueva vuelta del río, entre Laxes y Vigo, el canal se estrecha nuevamente y tras hacer una ese se une al Ulla el Río Sar, a la altura de Padrón, que desciende desde más arriba de Santiago. Estamos llegando a Pontecesures donde debemos dar por finalizada nuestra peregrinación marítima para continuar por tierra, uniéndonos al Camino Portugués.

Segunda etapa, monasterio de Armenteira-Vilanova de Arousa.

Salimos de Armenteira y cruzamos la carretera EP-9406, siguiendo el descenso de la hermosa ruta dos Muiños, más conocida como la de “As Pedras e A Auga”, que transcurre a la vera del río Armenteira, hasta alcanzar un área de descanso.

Nos encontramos ahora en las cercanías de A Laxe, bordeamos el pueblo y nos dirigimos a cruzar la vía rápida AG-41, por un paso inferior, a través de un par de rotondas y nos acercamos a la aldea de Santó André de Barrantes, donde dejamos atrás el río Armenteira y seguimos el curso del río de San, en un espectacular paso a la sombra. A la altura de A Ponte Nova cruzamos la carretera y, siguiendo el curso del río, la cruzamos una vez más, pasamos junto al Pazo de Barrantes, caminando entre el río y la vía rápida y tras pasar bajo una línea del tendido eléctrico cruzamos de nuevo la carretera, el río San desemboca en el río Umia y ahora tomamos a este último por compañero.

A nuestra derecha Barrantes, que da nombre a uno de los vinos de esta comarca, cuando entramos en la parroquia de Ribadumia, entre los pueblos de A Figueira y Cabanelas, atravesamos el Umia por un puente y continuamos camino por el otro margen que volvemos a cruzar poco antes de alcanzar la población de Ponte Arnelas, y una vez más, aprovechando el paso de la carretera PO-300 a su paso por esta localidad.

Abandonamos la población siguiendo el trazado de la PO-300, pero en breve nos desvíamos a la derecha, por una pista en ascenso que nos lleva hasta la cercana Gombra, y siguiendo la carretera EP-9703 llegamos a la localidad de Mouzos y desde allí descendemos por una pista asfaltada hasta A Igrexa, atravesamos el pueblo, cruzamos la carretera e iniciamos el ascenso por una senda a Pedras Loiras, al llegar arriba, cruzamos la carretera e iniciamos el descenso, siguiendo la senda hasta que se convierte en pista asfaltada que nos facilita el paso de la vía rápida AG 4.3 y nos introduce en otra población que también lleva por nombre A Igrexa, salvamos la aldea y seguimos descendiendo por la carretera, esta vez en dirección a Cores, donde atravesamos la carretera PO-549, nosotros seguimos por nuestra vía hasta llegar a Salvaterra y desde ella buscamos la costa, punto al que llegamos al alcanzar la playa do Castelete.

Bordeando ahora por las playas cruzamos la carretera que conduce hasta la Illa de Arousa, con su espectacular puente.

Alcanzamos las playas do Bote, do Pasaxe, do Terrón, la Punta Con da Mina y la playa da Secada desde donde cruzamos por Punta Ariño a Vilamaior, barrio pesquero de Vilanova de Arousa, final de nuestra etapa de hoy y punto desde el que iniciaremos la ruta marítima que nos llevará a Pontecesures y de allí a Padrón.

Primera etapa, Pontevedra- Monasterio de Armenteira.

Iniciamos esta etapa desde el albergue de Peregrinos de Pontevedra, situado junto a la estación de Ferrocarril, tomando la rúa Ramón Otero Pedraio, al alcanzar la rotonda cruzamos junto a la estación de autobuses para descender por la estrecha rúa do Gorgullón, al alcanzar la rúa Eduardo Pondal giramos a la izquierda y enseguida a la derecha para tomar la rúa Peregrina que nos conduce a los pies de la Iglesia de la Virgen Peregrina, curiosa construcción en forma de vieira, con una fuente a su entrada, donde se venera a la Patrona de la Villa. Entramos ya en el casco viejo de la ciudad, por la hermosa plaza de la Herrería, llena de vida y color y de la que forma parte la monumental Iglesia de San Francisco. Al acceder a ella giramos a la izquierda tomando la rúa dos Soportais, con soportales a ambos lados, y al final de la misma, en la bifurcación que se produce seguimos por la derecha, por la rúa Real, el trazado está perfectamente señalizado en el suelo y por la noche se convierte en una curiosa guía de haces de luz morada que debido al efecto visual que producen sus leds dan la impresión de encenderse y apagarse al ritmo del viandante.

Abandonamos la rúa Real al llegar al río Lérez, que marcaba los límites de la ciudad en tiempos romanos y que cruzamos por medio del Puente do Burgo, antigua carretera a Santiago de Compostela, en la otra banda, el barrio de A Xunqueira de Lérez, y en él encontramos la capilla de Santiaguiño. Tomamos la Avenida de la Coruña, pero en su inicio hacemos un quiebro a la izquierda para elegir la más tranquila rúa da Santiña que se convierte más tarde en la rúa da Gándara, cuando ya vamos abandonando la ciudad por el barrio que lleva este nombre. Caminamos sobre el mismo trazado del Camino Portugués que parte desde Tui. Bordeamos unas marismas formadas por la desembocadura del río Gándara, muy cercanos a la vía del tren, y en el cruce de caminos al final de las mismas, giramos a la izquierda y atravesamos el río por un puente, dejando atrás el Camino Portugués e iniciando el recorrido de nuestro Camino Espiritual por las tierras del Salnés.

Seguimos por la pista asfaltada y cruzamos por ella la autovía de las Rías Baixas A-9, para iniciar una subida, a la altura de Altabón, que nos ayudará a rodear el alto de Montecelo. Pasamos junto a la capilla de San Paio, y a la altura de O Freixo cruzamos dos carreteras, nosotros seguimos por nuestra pista asfaltada, un ligero descenso nos lleva hasta Parada de Abaixo, a su salida las pistas se bifurcan, tomamos el desvío de la derecha y unos 700 metros más adelante lo abandonamos por la derecha, para tomar una senda que asciende hasta el lugar de Campaño, donde tomamos, hacia la izquierda, una pista asfaltada hasta Cabaleiro, siempre rodeando Montecelo, cruzamos la carretera y seguimos de frente, por nuestra pista, cogemos una senda que desciende hasta Fragamoreira, donde cruzamos el río Cancela y continuamos bajando atravesando entre sendas y pequeñas pistas, rodeamos la aldea de A Bouzá, y nos acercamos al Monasterio conventual de Poio, con uno de los hórreos más grandes de Galicia, y el de mayor capacidad en su interior.

Desde el Monasterio de Poio descendemos por carretera hasta alcanzar la carretera de la costa, C-550, y a la altura de A Seara, cruzamos y nos dirigimos, en descenso, hacia la ría, alcanzando el polideportivo de A Seca. Continuamos nuestro camino junto a la playa, nos veremos obligados a cruzar de nuevo la C-550, y un par de veces más a la altura de Combarro, el pueblo pesquero con más encanto de las rías Bajas y desde el que iniciaremos el ascenso, primero en dirección a Cidrás, en Xuviño tomaremos a la izquierda, para recorrer la aldea y tomar una carretera local que en un continuo zig-zag nos lleva a O Esperón, tras haber cruzado el río del mismo nombre. Aumenta ahora el nivel de la subida a pesar de que la carretera se va adaptando al monte, pasamos por la Fonte da Armadiña, y tras pasar el giro de la carretera, la abandonamos por un senda que sale a la izquierda y que nos permite acortar por Cal do Marroco, cruzando el río Covelo y pasando bajo el tendido eléctrico, hasta alcanzar de nuevo la carretera.

Seguimos ascendiendo pasando entre Outeiro de Gomariza y Outeiro da Xesta hasta alcanzar la carretera. Aquí tenemos dos opciones, seguir de frente por una pequeña senda o girar a la derecha por la carretera y unos metros más adelante tomar la pista asfaltada que sale a la izquierda, en cualquier caso las dos alternativas se unen más adelante.

Estamos en Chan de Valdedeus e iniciamos ahora el descenso por la pista asfaltada, a unos metros, a la derecha unos Petroglifos, extraños grabados en piedra de la época primitiva de estas tierras mágicas. Al llegar a la altura de la Tomada da Sobreira el desnivel de bajada se acentúa, en la bifurcación tomamos por la izquierda, una larga recta de bajada en la cual, antes de llegar a la curva cogemos una senda que sale a su izquierda y que, atravesando por Caroi, nos lleva hasta el Monasterio de Santa María de A Armenteira, tras la obligada visita, tomamos el ramal de la izquierda que conduce hacia la carretera y poco antes de alcanzarla una pista sale a la derecha, es el inicio de la hermosa ruta conocida como de “As Pedras e a Auga”, pero ese tramo lo recorreremos en nuestra siguiente etapa, hoy con tranquilidad nos dejaremos caer en la aldea de Armenteira.

 

IV Camino de Santiago.

El pasado Sábado daba comienzo la IV Peregrinación a Santiago de Compostela organizada por nuestra Hermandad, y en la que los 66 peregrinos ya se encuentran realizando las distintas etapas de la variante espiritual del camino portugués, que ha sido el elegido para esta edición.

Esta variante del Camino de Santiago une el Camino Portugués con la  ruta Traslatio también conocida como ruta del Mar de Arousa y el Río Ulla, que es el origen de todos los caminos.

Organizada en tres etapas inicia en Pontevedra y finaliza en Pontecesures, donde se une a la última etapa del Camino Portugués. La peculiaridad de esta Variante radica en que las dos primeras etapas se realizan a pie y atraviesan la hermosa comarca de O Salnes; mientras que la última etapa se realiza embarcado desde Vilanova de Arousa hasta Pontecesures, navegando por las aguas de la Ría de Arousa y concluyendo en el último tramo navegable del Río Ulla. En el año  44 dC, por orden de Herodes Agripa I, el Apóstol Santiago, que había regresado a Jerusalén luego de predicar algunos años en los territorios de Hispania (la actual España), fue decapitado. Los pocos discípulos hispanos que le habían seguido a Jerusalén, robaron el cuerpo y lo cargaron en un barco de piedra sin tripulación que, guiado por los ángeles y una estrella fue conducido  a la desembocadura del río Ulla, hasta atracar en Iria Flavia, la actual villa de Padrón.

Como en años anteriores, desde los medios oficiales de nuestra Hermandad, os ofreceremos la crónica y galería de fotos de cada etapa que nos envíen nuestros peregrinos.

¡Buen camino a todos!