Festividad de la Asunción Gloriosa y nueva media luna para la Virgen.

La fiesta de la “Asunción de María” es una fecha muy importante para todos los católicos y esto amerita a explicar este dogma. El último de los dogmas marianos declarados infaliblemente por un Papa. Es así, que en 1950 el Papa Pio XII en su encíclica “Munificentissimus Deus”  declara:

“Virgen es presentada por los Santos Padres como nueva Eva, estrechamente unida al nuevo Adán, si bien subordinada a El, en aquella lucha contra el enemigo infernal, que, como fue preanunciado en el Protoevangelio (Gen. 3, 15), habría terminado con la plenísima victoria sobre el pecado y sobre la muerte, siempre unidos en los escritos del Apóstol de las Gentes (cf. Rom., ce. 5 y 6; 1 Cor. 15, 21-26; 54-57). Por lo cual, como la gloriosa resurrección de Cristo fue parte esencial y signo final de esta victoria, así también para María la común lucha debía concluir con la glorificación de su cuerpo virginal, porque, como dice el mismo Apóstol: Cuando… este cuerpo mortal sea revestido de inmortalidad, entonces sucederá lo que está escrito: la muerte fue absorbida en la victoria: (1 Cor. 15, 54) “

Es importante indicar que no es lo mismo “Asunción” que “Ascensión”. La segunda acción se hace por propio poder, y solamente lo hizo Cristo, mientras que la primera consiste en que alguien más te lleve, como fue en el caso de María pues fue llevada por Dios a los cielos. Muchas veces, nuestros hermanos protestantes y de las sectas confunden estos dos conceptos tan diferentes entre si.

También a su vez critican este dogma afirmando que no viene en las Escrituras y es un invento de la Iglesia, por lo tanto, no debemos creer en él. Lo cierto es que este dogma es consecuencia directa de los 3 anteriores (maternidad divina, virginidad perpetua e inmaculada concepción) y de otras doctrinas marianas. Por ello, es ineludible no llegar a este dogma una vez habiendo formulado los otros tres.

Aprovechando la festividad litúrgica que hoy celebramos, anunciamos que el Grupo de Mujeres de nuestra Hermandad, donará una media luna en plata para Nuestra Señora de los Dolores, realizada en los talleres de orfebrería “Santa María” como regalo de este Grupo a la Virgen por su LXXV Aniversario y que será estrenada en el próximo Triduo Glorioso de Septiembre.

“Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza”  (Apocalipsis, 12-1)

En los últimos años ya pudimos ver a Nuestra Madre de los Dolores, luciendo la media luna a sus pies que nos era cedida gentilmente por la Hermandad de Santa María del Alcor Coronada Patrona de El Viso del Alcor.