RESEÑA HISTÓRICA DE LA REAL , ANTIGUA Y FERVOROSA HERMANDAD MARIANA Y COFRADÍA DE NAZARENOS DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA HUMILDAD, NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES, DULCE NOMBRE DE MARÍA Y SANTIAGO APÓSTOL.

Es a principios del Siglo XVII cuando llega a Mairena la devoción al Cristo Humillado, origen de la Cofradía de la Humildad y Paciencia de Nuestro Señor Jesucristo, cuya iconografía surge sobre mediados del Siglo XIV.Es difícil determinar los orígenes de nuestra Hermandad, por lo que diremos siguiendo a D.Félix González León, cuando no tenía datos de los orígenes de alguna Hermandad, “ésta cofradía está reputada como de las más antiguas” , o a D. José Bermejo Carballo “lacónicamente es tanta la escasez de noticias que hay acerca del origen de esta Cofradía , que nada puede decirse con certeza”. Si bien,se constata ya su existencia en el último tercio del Siglo XVII merced a un expediente formado a instancia de la Hermandad de la Vera Cruz el 6 de Marzo de 1673 y dirigido al Vicario de la Diócesis solicitando su actuación en un litigio con la Hermandad de la Humildad referente al día y hora de la salida procesional. Al parecer, en la procesión de sangre de la Hermandad de la Vera Cruz, que tenía efecto en la madrugada del Viernes Santo, se originaban diversos abusos, sobre todo entre las personas que acudían a verla. Debido a ello, varios cofrades de la Vera Cruz expresaron su malestar porque les parecía que la estación perdía mucho de su seriedad y compostura tradicional, por lo que optaron por no salir y unirse a la Hermandad de la Humildad y Paciencia que desde sus orígenes no era Hermandad de disciplina, pero que había solicitado y obtenido de la Autoridad Eclesiástica recientemente este carácter de sangre, verificando su estación el Jueves Santo a primera hora de la tarde. Lo que ahora se solicita por la Hermandad de la Vera Cruz es el cambio en el día de salida al Jueves Santo por la tarde, inmediatamente después que entrara en su templo la cofradía de la Humildad, pero, a la vez, a fin de salvaguardar sus intereses y evitar competencias, solicita igualmente que la Hermandad de la Humildad, que se fundó como Hermandad de luz, “no se entrometa adelante en ella penitencia de sangre”. Ambas solicitudes fueron atendidas.

iconografia humildad

Así pues, se constata ya en esta fecha la existencia de la Hermandad de la Humildad como corporación de luz. Igualmente se conoce que, aunque hasta ahora no desarrolla un instituto de sangre, realizaba Estación de Penitencia en la tarde del Jueves Santo, portando sus cofrades crucifijos en las manos.

En el Archivo del Palacio Arzobispal se conserva igualmente, una interesante documentación relativa a nuestra Hermandad en el Siglo XVIII. El primer documento tiene fecha de 26 de Febrero de año 1704. En el mismo, Sebastián de Palacios, como Hermano Mayor de la Cofradía que por entonces se titulaba “de la Humildad y Paciencia de Nuestro Señor Jesucristo”, sita en la Iglesia Parroquial de la Villa, solicitaba a la Autoridad Eclesiástica la variación del día de salida, proponiendo el Domingo de Ramos en lugar del Jueves Santo. En su escrito exponía que la cofradía acostumbraba salir a partir de la una de la tarde, el Jueves Santo, habiéndola efectuado hasta el año pasado de 1703, pero que desde esa Semana Santa venían surgiendo algunos roces con las restantes cofradías, por ser el templo pequeño y, demás, celebrarse ese día los Oficios divinos. Igualmente hacían patente que declinaban se les fijara el Lunes o Martes Santo como día de salida porque en esas jornadas había poca gente en el pueblo. El informe del Vicario de la Villa, Alonso de los Ríos, fue favorable a la solicitud de la corporación, ya que, según el sacerdote, ello facilitaría la celebración de los Oficios y evitaría los roces entre la Cofradía referida y la Vera Cruz; no obstante, estimó que no era apropiado que saliese el Domingo de Ramos por el Misterio que representaba, y aconsejó que lo efectuase el Miércoles Santo. No conforme con este dictamen, la Hermandad se reiteró en el Domingo de Ramos, por ser perjudicial para sus intereses. El 6 de Marzo de dicho año, el fiscal del Arzobispado, licenciado Palta, propuso que, vistos los autos, consideraba que no había inconveniente alguno para conceder a la Cofradía lo solicitado, de modo que, a partir de ese fecha, saliera en estación penitencial en la tarde del Domingo de Ramos y que, por tanto, la del Dulce Nombre de Jesús, de la misma localidad, mantenga su Estación en el Martes Santo. Así pues, la propuesta del fiscal, desde esa fecha, fue ratificada por mandamiento del señor provisor Juan de Monroy.

Varias décadas después del anterior testimonio, se halla otro interesante expediente que aporta nuevas noticias sobre nuestro devenir histórico. Son unos autos del año 1738, iniciados por Francisco de Mesa, Visitador General del Arzobispado con los que intenta clarificar si era cierto que se había producido el empeño y venta de alhajas de varias Hermandades de Mairena, entre la que figura la nuestra, por entonces, conocida como del “Santo Cristo de la Humildad”. Atendiendo a lo ordenado por el señor Visitador, el 21 de Abril de dicho año, se requirió a Sebastián Madroñal, Mayordomo de la Cofradía, a que exhibiese los libros e inventarios donde se recogía los enseres de la corporación. El día 22 del mismo mes y año, el Vicario y el notario Sebastián Palacios visitaron la casa del Mayordomo, donde también se personaron por parte de la Hermandad los Diputados Alonso Ramón de Trigueros y Juan Madroñal, y examinaron y comprobaron los enseres de la corporación, entre los que se reconocieron “una corona y tres potencias de plata; cuatro angelitos con los atributos de la pasión; cuatro faroles de vidrio y hojalata; cuatro faldones de tafetán sencillo color rosado; un estandarte de tafetán sencillo color rosado con una puntilla de encaje, una cinta y una cruz; una trompeta con su gallardete; dos demandas de metal; cuatro horquillas, treinta hachas de dos libras de cera; un palio de damasco morado con sus seis varas”. Se dedujo de la visita que en esta corporación, a diferencia de otras, no existía ningún objeto perdido o extraviado, y por tanto, sus responsables se hallaban libres de toda acusación. Comprobamos así que la Hermandad hacía su Estación de Penitencia, como, hoy, en Jueves Santo y que sus ingresos provenían de las limosnas pedidas por las calles por los hermanos de la Cofradía, así como por las “averiguaciones”, es decir, por lo que hoy llamaríamos cuota de hermano que se cobraban el mismo día de la salida. También otra fuente de ingresos era el alquiler de los hacheros, los cirios de cera con los que se acompañaba el cortejo procesional, además de lo que algún que otro testamento dejaban como legado a la Cofradía.

Más de tres Siglos, del XVIII al XIX y principios del XX de paréntesis documental.

La Hermandad no estuvo mucho tiempo en estado de decaimiento y abandono puesto que tenemos un dato que apunta en esta dirección. En El Correo de Andalucía apareció en un suplemento denominado “La Revista” en el año 1998, un recorte de prensa publicado en Abril de 1898 que dice textualmente lo siguiente:

“En Mairena del Alcor, de las cofradías que han hecho Estación de Penitencia en esta Semana Santa, la que más ha brillado por su gusto y orden ha sido la del Señor de la Humildad.

Este año (el de 1898) han estrenado las imágenes de este paso vestiduras de terciopelo bordado en oro, andas y palio del mismo tejido, y los nazarenos, túnicas y cinturones.

Dichas mejoras han sido debidas a los esfuerzos y desembolsos de D. Claudio Mena, Hermano Mayor y de D. Pedro Liaño, Mayordomo de la indicada Cofradía”.

Por este recorte de prensa del año 1898 podemos deducir que si la Cofradía se reorganiza en 1913, es decir quince años después  y viendo los estrenos que se dieron,no estaría en ese estado de decaimiento y abandono, salvo que algo extraordinario sucediera y produjera esa situación que se describe en el Acta de reorganización de 1913.

El primer dato constatable es el del primer libro de actas que se conserva, donde se da fe del Cabildo celebrado el 28 de Febrero de 1913, donde varios cofrades dirigidos por el antiguo Mayordomo, Antonio Fuentes Romero, deciden reorganizar la Hermandad, tras varios años de decaimiento, y celebrar una reunión con el Cura Párroco a fin de que les autorice a realizar la Estación de Penitencia.Los hermanos reorganizadores de la Hermandad fueron :Juan Alba Ortiz, José Andra Pérez, Enrique Arias Martínez, Manuel Arias Martínez, Antonio Domínguez Arias, Manuel Jiménez-Jiménez González, Manuel Jiménez-Jiménez Reyes, Abilio Jiménez Santolaya, Heraclio Jiménez Vallejo, Pedro Liaño Hidalgo, José Madroñal Carrión , Antonio Mateos Gómez, Claudio Mena Pérez, Telesforo Méndez Méndez, Francisco Morales Jiménez, Antonio Ortega Navarro, Santiago Pinilla Jiménez, José Suárez Gómez y Antonio Suárez Romero. Siendo el primer Hermano Mayor de la reorganización Abilio Jiménez Santolaya. El día de salida seguia sidndo el Jueves Santo. A pesar de las dificultades que entrañaba la empresa, pudo más la devoción de estos cofrades y muy pronto se van adquiriendo los enseres necesarios para afrontar con dignidad la anual procesión de Semana Santa.

libro de reglas

En 1915,se decide una variación en la vestimenta de los nazarenos, eliminándose, por un lado, la cola de las túnicas y añadiéndose la capa y, por otro, la inclusión de pana grana en los antifaces con las letras H.M. Los años subsiguientes están plagados de estrenos de insignias, sayas, así como de nuevos pasos para las Sagradas Imágenes.

peana cristo

En 1919,Se manda a confeccionar un estandarte grana y blanco que se colocaba junto a cuatro candeleros en el lecho de los hermanos fallecidos. Así mismo en 1921,se creó una Banda de Cornetas y Tambores propia, con cinco cornetas y tres tambores ,que llegó actuar en varias de las Hermandades de nuestra localidad e incluso en la Hermandad de la Paz de Sevilla.Se estrena un nuevo paso de Cristo en el año 1925. En el año 1927, son aprobadas las primeras reglas de la Hermandad desde su reorganización, las cuales aún se conservan en su libro original. Es estrenado un nuevo palio para la Santísima Virgen de los Dolores en el año 1930, bordado por el insigne bordador sevillano, D. Juan Manuel Rodríguez Ojeda.

palio ojeda

En la noche del 19 al 20 de Julio de 1936, tiene efecto la quema de la Iglesia Parroquial en el transcurso de los lamentables incidentes registrados durante la Guerra Civil respecto al patrimonio histórico-artístico de la Iglesia. Para la Hermandad, constituyó uno de los acontecimientos más tristes de su historia: en el incendio desaparecieron las imágenes titulares y prácticamente todos los enseres procesionales, a excepcion de las bambalinas,el libro de reglas,una potencia del Señor,la corona de salida de  la Virgen y manos de la misma.Había que comenzar otra vez de cero y realizar unas nuevas imágenes Titulares.

humildad castillo

La actual imagen del Santísimo Cristo de la Humildad es obra salida de las gubias de uno de los mejores imagineros del Siglo XX, el sevillano D. Antonio Castillo Lastrucci. que lo talló en 1941 tras haberse producido la pérdida de la antigua imagen Cristífera de la corporación en el saqueo e incendio del Templo Parroquial en los tristes sucesos de Julio de 1936. Es encargada por el entonces Hermano Mayor, D. Pedro Liaño a Castillo Lastrucci el 10 de Marzo de 1937,con la condición de que se asemejara a la talla desaparecida en el 36, si bien ello tampoco iba en contra de la propia formación del imaginero; la cantidad fijada fue de 3.000 pesetas de la época.Por tanto, tanto lo uno como lo otro ,favorecieron que el artista plasmara en madera un arquetipo que bien responde a los cánones de imaginería procesional sevillana. Jesús , se representa desnudo, sentado en un alto risco, apoyando la cabeza en la mano diestra, y dejando caer la otra mano sobre la pierna correspondiente.La nueva imagen del Señor de la Humildad fue bendecida en la Parroquia el 30 de Marzo de 1941.

contrato castillo

La imagen mariana del Dulce Nombre de María, actual CoTitular de la Hermandad, es obra del imaginero contemporáneo D.Sebastián Santos Rojas en el año 1940. Fue ejecutada, como figura en el contrato, a semejanza de la que destruyó el incendio de 1936. Pese a esta estipulación , por la que debía recuperarse en la nueva talla los rasgos de la Dolorosa perdida, que se estimaba próxima al círculo de Astorga, ofrece indudables rasgos estilísticos de la producción de Santos, de modo que muestra una belleza formal y conseguida expresión sufriente. A ello contribuye el enarcamiento de las cejas, las lágrimas que discurren por sus mejillas y los labios entreabiertos. .La posición de la cabeza ostenta una clara frontalidad mientras el cuello se encuentra perfectamente anatomizado. Llegó a procesionar desde su hechura hasta la Semana Santa de 1943 sola al pie de la Cruz bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores para lo que fue realizada, pese a ello , la imagen no llegó a cuajar entre los hermanos de la Hermandad y en 1943 es sustituida por la actual imagen de Nuestra Señora de los Dolores , imagen de candelero o de vestir, esto es, talla encarnada y policromada que se circunscribe a la cabeza, cuello y manos, realizada por el imaginero sevillano D.Antonio Illanes Rodríguez  por 2.500 pesetas de la época.

contrato virgen

manto rameado

Es una dolorosa, que a diferencia de otras conocidas más conocidas del imaginero, como la Virgen de la Paz o la de las Tristezas, ambas titulares de corporaciones de la capital hispalense,que bajan su mirada y la giran a un lado, responde al modelo iconográfico de Stabat Mater,es decir, María al pie del Santo Madero, erguida y con el semblante doliente, dirigiendo la llorosa mirada al cielo en actitud suplicante al Todopoderoso La nueva imagen de Nuestra Señora de los Dolores fue bendecida en la Parroquia el 25 de Julio de 1943.

bendicion virgen

altar bendicion virgen

Dato curioso y significativo de estos años,es que en la Estación del año 1940 hay una prohibición expresa de que no se admitan hermanas nazarenas. En el año 1943 , la Cofradía tiene que salir antes por la escasez de cera y así aprovechar más horas de luz natural. Año tras año, la Hermandad va consolidando sus estructuras y la procesión de Semana Santa va ganando en nazarenos y en la más rica ornamentación de pasos e insignias.A finales de los años cuarenta se restauran ambas imágenes Titulares por el imaginero sevillano D. Sebastián Santos Rojas.

En la década de los cincuenta, se gestiona la venta del paso del Señor, para hacer uno más rico en talla y del gusto de todos los hermanos, encargándoselo al tallista sevillano D. José Martínez, y se realiza por primera vez el Triduo Glorioso de Septiembre en el año 1959 organizado por la entonces llamada “Hermandad de Mujeres”, (actual Grupo de Mujeres).

En los primeros años de los setenta se estrenan los actuales varales y respiraderos del paso de palio, obra del orfebre D. Antonio Santos Campanario y se firma el documento de compra por 75.000 pesetas, por el cual la Hermandad  adquiría a la Iglesia del Divino Salvador de Carmona, un retablo de madera de caoba tallada en su color, de finales del siglo XVIII .Dicho retablo es bendecido el día 3 de Diciembre del mismo año. Al poseer el retablo tres hornacinas, realiza en  el año 1977 una imagen del Apóstol Santiago, obra de  nuestro hermano Antonio Gavira Alba; por este motivo se acuerda que en adelante la Hermandad se denomine “Hermandad del Stmo. Cristo de la Humildad, Ntra. Sra. De los Dolores y Santiago Apóstol”. La imagen es bendecida el día 24 de Marzo de ese mismo año.Para finalizar la década de los setenta, en el año 1979, los pasos son portados por vez primera por Hermanos Costaleros, se realiza al igual que en el año 1954, una Salida Extraordinaria con Nuestra Señora de los Dolores el quince de Septiembre, con motivo de CXXV Aniverario del Dogma de la Inmaculada Concepción y Su Alteza Real el Príncipe Felipe de Borbón, acepta el nombramiento de “Hermano Mayor Honorario” propuesto por la Hermandad a través del recién fundado Grupo Joven.

cabeza santi

La década de los ochenta se inicia adquiriendo una casa en la Calle San Bartolomé nº33,la que hoy es nuestra Casa Hermandad, cuyo importe fue de 500.000 pesetas, siendo derribada el 31 de agosto del mismo año , colocándose la primera piedra el día 13 de Junio de 1982. Las obras que fueron dirigidas por nuestro hermano D. Silvestre Domínguez Martínez y realizadas por los hermanos de la Hermandad que así lo quisieron , finalizaron (su primera fase )en el año 1985. Sería en la Semana Santa de ese año cuando se realizará la primera salida desde la Casa Hermandad;(ya en 1984 lo hicieron los hermanos nazarenos hasta la Parroquia),aunque por supuesto se mantiene como sede canónica la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, donde durante todo el año se veneran en retablo propio las imágenes Titulares de la Hermandad y donde se celebra sus Cultos Cuaresmales, tras los cuales son trasladadas el Viernes de Dolores a la Casa Hermandad, donde se preparan los pasos y sale la Cofradía, siendo devueltas a su sede canónica solemnemente el Domingo de Resurrección.También en 1985 se celebra por primera vez el Sábado de Pasión ,el Pregón de la Humildad ,el primer Retiro delante de nuestras Sagradas Imágenes ya en su Casa Hermandad el Miércoles Santo,  y por fin las mujeres son admitidas como hermanas de pleno derecho en la Hermandad según decreto del Arzobispado.En el año 1988, con motivo de las obras que se realizan en la Iglesia Parroquial, las Sagradas Imágenes son trasladadas a la Casa Hermandad donde recibirán culto mientras duran los trabajos. En estos años, se realizan las primeras Velás de Santiago en el Alconchel.

Empieza la década de los noventa con la aprobación en Cabildo Extraordinario para hacer un nuevo paso para el Stmo. Cristo de la Humildad en el taller sevillano de Antonio Ibáñez , siendo estrenado en el año 1992 junto al sayón judío que prepara la cruz , obra de nuestro hermano D.Antonio Gavira Alba. Se realiza por primera vez la Fiesta Infantil de Reyes Magos. En 1991, se  organiza por vez primera la Peregrinación a Fátima, y se celebra el Cincuentenario de la hechura de la actual imagen del Santísimo Cristo de la Humildad, concluyendo dicho aniversario, con una Salida Extraordinaria del Señor sólo en su paso procesional en el mes de Octubre. En el año 1993, se celebra el Cincuentenario de la realización de la actual imagen de Nuestra Señora de los Dolores, organizándose por primera vez en nuestra localidad el Encuentro de Hermandades de los Doloresas, así como una Salida Extraordinaria el 15 de Septiembre con la imagen de Nuestra Señora bajo palio. Es montado el primer Belén de la Hermandad en el año 1995 por el Grupo de Mujeres de la Hermandad, y ese mismo año se estrena la primera marcha decidada a la Virgen titulada “Dolores de Humildad”, obra Guillermo Fernández Ríos. El 11 de Marzo de 1996, es reorganizada tras un periodo de inactividad, la Juventud Humildad. En 1997, se estrena la primera marcha dedicada al Señor, titulada “Santísimo Cristo de la Humildad,  obra Ángel M. Cebrero y Rafael Vázquez. Durante los meses de Julio a Diciembre de 1998,se procede a la restauración del Stmo. Cristo de la Humildad y la Stma. Virgen de los Dolores. Estos trabajos de restauración corrieron a cargo del imaginero sevillano Juan Manuel Miñarro. Es esta década ,época de ampliaciones de la Casa Hermandad dejándola tal y como hoy la conocemos.

El tercer milenio comienza ilusionante para la Hermandad ,en el año 2000 sale por primera vez el Cuerpo de Acólitos en el Paso del Señor, haciendo lo propio en el paso de la Virgen al siguiente año. También en 2001, es el último en el  que desfila tras el paso del Santísimo Cristo de la Humildad, la escuadra de armaos creada a mediados de los años cincuenta. En el año 2003, es terminado el Salón de Actos de la Casa Hermandad con el alicatado según proyecto de 1985, y se estrena una nueva Cruz de Guía obra del tallista mairenero Pedro M. Benítez Carrión. En Junio de ese mismo año, se celebra Cabildo Extraordinario para la aprobación del proyecto de un nuevo palio para la Santísima Virgen de los Dolores, siendo realizado por fases entre los años 2005 y 2013 en el taller de bordados de nuestros hermanos Andrés Sánchez y Manuel Vela. En el año 2005, con motivo del estreno de la nueva bambalina frontal más ancha que las anteriores, se realiza una nueva parihuela del paso de palio nuestra Hermandad donada por el Grupo Joven, y se restauran los  varales y respiraderos del paso de palio en el taller de  Agustín Donoso. La Hermandad organiza por segunda vez en su historia el Encuentro de Hermandades de bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores en su vigésima edición.El Viernes de Dolores  30 de Marzo del año 2007 , le es impuesta a Nuestra Señora de los Dolores la Medalla de Oro de la Villa por el entonces Señor Alcalde, atendiendo así la petición realizada por el Grupo Joven de la Hermandad con motivo del X Aniversario de su reorganización para lo cual se organizaron una serie de actos. En el año 2008,se realiza una nueva imagen de Santiago Apóstol, obra de nuestro hermano D.Antonio Gavira Alba, y que sustituye a la anterior del mismo autor,siendo bendecida el 25 de Julio de ese mismo año.En Cuaresma, se estrena una marcha dedicada al Señor y titulada “Jesus de la Humildad”,de José Manuel Mena.Se recupera la Tradicional Velá de Santiago realizándose en la Calle San Bartolomé, y volviendo años más tarde a su emplazamiento original en el Alconchel. Durante los meses de Junio a Diciembre del año 2009, con motivo de las obras que se realizan en las cubiertas y techos de la Iglesia Parroquial, nuestras Sagradas Imágenes son trasladadas a la Casa Hermandad donde reciben Culto mientras duran los trabajos, en ella se realizan los Cultos Gloriosos de Septiembre en los que se organiza un Rosario de la Aurora con la imagen de la Santísima Virgen de los Dolores, con motivo del L Aniversario del primer Triduo Glorioso de Septiembre. La Hermandad instala un nuevo artesonado en la nave de nuestro retablo debido al mal estado del anterior, y un nuevo cajón para el retablo tallado por Pedro Benítez Carrión.

En el año 2013, se celebra el I Centenario de la Reorganización de la Hermandad, con un amplio programa de actos que incluyó entre otras cosas un Vía Crucis Extraordinario del Señor de la Humildad en Cuaresma, Pregón del Centenario ,jornadas históricas y de formación, y que finalizó con la Salida Extraordinaria de Nuestra Señora de los Dolores el 15 de Septiembre visitando todos los Templos de Mairena, bajo un cielo de flores de papel azules y blancas. Ese mismo año la Hermandad, acoge como su Obra Social a la Asociación Mairenera de Educación Especial.para la cual alquila y reforma un local sito en la Calle Daóiz de nuestra localidad en el que los niños puedan recibir sus clases. Se realiza por primera vez el Camino de Santiago organizado por el Grupo Joven de nuestra Hermandad. Con motivo del I  Centenario de la Reorganización , se estrena la marcha “Mi Humildad”, obra de Vicente Martín y Fco. Javier Berzosa.En el año 2015, se forma por primera vez el cortejo de la Cofradía en el Patio de la Casa Palacio, y se estrena el Lábaro del Centenario , obra del orfebre Agustín Donoso. En el año 2015, es donado a la Hermandad por los herederos de D. Pedro Liaño, una pintura con una imagen del Señor de la Humildad , fechada en el Siglo XVIII .En el año 2016, la imagen del Santísimo Cristo de la Humildad cumple sus LXXV años, y es sometida a labores de conservación por parte del imaginero local, Ventura Gómez Rodríguez . Ese mismo año,  se estrena la insignia de la Obra Social de la Hermandad y un nuevo Banderín de Santiago Apóstol donado por la Juventud Humildad con motivo del XX Aniversario de su reorganización. Se estrenan dos marchas, “Señor de Humilde mirada “, obra de José Manuel Sánchez dedicada al Señor, y “Humildad en tu mirada “, obra de Luis Mejías , dedicada a la Virgen.

Fuentes:

-Archivo de la Hermandad.

-Misterios de Sevilla Tomo IV ( Carlos J.Romero Mensaque y Federico J. García de la Concha Delgado)

-“La Cofradía de la Humildad y Paciencia de Nuestro Señor Jesucristo (I)”,(Eusebio M. Pérez Puerto ,Boletín del Centenario, año 2013)

.-“Las rentas de la Cofradía de la Humildad y Paciencia de Nuestro Señor Jesucristo en 1716 “,(Eusebio M. Pérez Puerto, Boletín “Humildad”, año 2002).

-”Un inventario de 1738”,(Eusebio M. Pérez Puerto, Boletín “Humildad”, año 2004).