Tercera etapa, Vilanova de Arousa- Padrón.

Salimos del puerto de Vilanova de Arousa y enfilamos por la ría de Arousa hacia la desembocadura del Ulla, dejando atrás la Punta do Fuciño do Porco y la Playa das Sinas. En breve nos ponemos a la altura de las poblaciones de Vilaxoán y Vilagarcía de Arousa y ponemos rumbo para pasar entre Isla Cortegada y Carril.

Continuamos avante, rebasando la Pedra do Pico y Punta Rebateira. La cruz de Punta Remuiño nos sitúa frente a O Campanario, le sigue Punta do Redo y la más saliente, Punta Grandoiro, donde ya nos vemos obligados a ir cayendo a estribor para enfilar la desembocadura del río Ulla.

A nuestro babor tenemos Punta Palleiro, la parte “mojada” del Monte Palleiro. A la altura del Islote de las Tres Cruces, junto a la Punta del mismo nombre, daremos una ligera giñada a babor para corregir el rumbo y adecuarlo al discurrir del río, prestando ya especial atención a la navegación.

Dejamos atrás la Gabeira da Pequena Cruz, junto al Cabo do Cepo y la Punta do Cabo y tras ella la Gabeira Grande o San Miguel, que nos señalan la posición de Catoira. A partir de este punto debemos ceñirnos al canal de navegación que discurre por el centro del río. Pasamos bajo la construcción del futuro puente del AVE y el puente que une, por carretera, las dos orillas del Ulla, a la altura de Regueiro y junto a las torres medievales de defensa contra los vikingos. A partir de aquí el río comienza a estrecharse.

En la siguiente vuelta es conveniente acercarnos a la orilla izquierda, nuestro estribor, y tras rebasar Pedras Negras ejecutar la maniobra contraria, acercándonos hacia la orilla derecha, tras una nueva vuelta del río, entre Laxes y Vigo, el canal se estrecha nuevamente y tras hacer una ese se une al Ulla el Río Sar, a la altura de Padrón, que desciende desde más arriba de Santiago. Estamos llegando a Pontecesures donde debemos dar por finalizada nuestra peregrinación marítima para continuar por tierra, uniéndonos al Camino Portugués.